En frío, no siempre zumos

Pascual, uno de los principales fabricantes de alimentos de España, tendrá que retirar sus zumos de naranja de los frigoríficos de los supermercados y suprimir de sus etiquetas la frase: “Se recomienda mantener este producto entre 0 y 6 ºC”. Así lo dicta la sentencia a raíz de la demanda que su competidor, Don Simón, presentó por competencia desleal y encaño al consumidor. En efecto, el producto, “Solo Zumo” de Pascual es un zumo de naranja sometido a un tratamiento térmico, por lo cual no necesita refrigeración. Sin embargo, se vende en frio para que el cliente piense que se trata de un producto fresco. Y Pascual no es ni mucho menos el único en utilizar esta estrategia. En estos frigoríficos se pueden encontrar incluso bebidas que ni siquiera son zumos, como Sunny  Delight, un refresco de naranja compuesto de agua, azúcar, aromas, aditivos y algo de vitamina C. Por supuesto, no requiere frio para su conservación, pero al venderse junto con los zumos refrigerados, los consumidores pueden pensar que también es zumo. Debería retirarse de esos lineales, como ya hemos pedido en otras ocasiones. Las normas de etiquetado prohíben presentar los productos en un entorno o con una publicidad que les hagan parecer lo que no son. La sentencia sobre Pascual es un avance para poner orden en este sector, aunque hay otros aspectos pendientes. Fuente: OCU-Compra Maestra nº 357, marzo 2011.