DESCUBRE LA MARCA

Inicios

DON SIMON nace a principios de los años 80. En ese momento, el envase más utilizado para el vino de mesa era la botella de 1 litro retornable, lo que exigía tener varias plantas de envasado por toda España para atender a la distribución nacional. Sin embargo, con la implantación de las grandes superficies en España, los canales de distribución y los hábitos de consumo comenzaron a cambiar. 

Por ello, el objetivo en GARCIA CARRION fue vender vino en un envase no retornable, que fuera práctico, económico y de poco peso, y que pudiera ser envasado en una sola planta, y de esta forma obtener costes unitarios más bajos, aprovechando las economías de escala. Así nació el vino DON SIMON.

Innovación

Después de analizar varias alternativas, como vidrio o PET, se decidió optar por la tecnología brik. José GARCIA CARRION asegura que “mi padre, persona muy conservadora, tuvo sus reservas al lanzamiento del vino DON SIMÓN, aunque la verdadera resistencia estuvo fuera de la empresa. Fueron momentos muy duros, porque nos encontramos solos, frente a presiones de todo tipo. El hecho de envasar vino en brik suponía para muchos un desafío a la tradición. A pesar de todas las dificultades, nosotros creíamos en el proyecto, y estábamos convencidos de que, dando una calidad superior a la que había en ese momento en vinos de mesa, el consumidor lo aceptaría”.

En menos de dos años el vino DON SIMON se convirtió líder en el mercado. En parte, gracias a las numerosas campañas de publicidad en televisión. “Nuestra idea era transmitir al consumidor que DON SIMÓN era el mejor vino para comer con él todos los días, y surgió la frase “Voy a comer con DON SIMÓN”. 

El brik revolucionó el mercado del vino de mesa español, desapareciendo prácticamente la botella recuperable. Sin embargo, el verdadero éxito del vino DON SIMON fue su calidad y no su envase. De hecho, lo sigue siendo. La calidad que acompaña a todos los productos DON SIMON son la clave de su éxito.

Diversificación de la marca

En 1986 GARCIA CARRION vendía más de 70 millones de litros de vino. La empresa familiar había pasado de ser una empresa regional a nacional, se habían hecho cambios en la estructura de la empresa, fundamentalmente dimensionando la red comercial, pero era muy arriesgado seguir en el futuro sólo con un producto bajo la marca DON SIMON. Además, había iniciado el descenso del consumo de vino (hoy es la mitad que hace 30 años). 

Analizando el mercado exterior, y viendo que el consumo de zumo en España era muy bajo (4 litros per cápita, todo apuntaba a que este consumo iba a aumentar en los próximos años. Hoy es de 30 litros per cápita.

Por ello, se eligió el zumo para entrar en un sector de bebidas no alcohólicas. El primer planteamiento estratégico que se nos presentó fue cómo llamar al zumo. Llamarle DON SIMON tenía sus ventajas y sus inconvenientes. Nuevamente, no se hizo caso de las opiniones en contra que nos aconsejaban poner otra marca en zumo y utilizamos la marca DON SIMON. “Efectivamente, en aquel momento la marca DON SIMÓN estaba muy ligada al vino de mesa, pero nosotros estábamos convencidos de que haciendo las cosas bien, y dando calidad, no solamente se le podía llamar DON SIMÓN al zumo, sino a otra serie de bebidas”.

Así, la estrategia de GARCIA CARRION fue hacer una marca paraguas con DON SIMON y apostar por ella. En 1987, además de zumos 100%, se lanzaron néctares, mosto y sangría. Todo bajo la marca DON SIMÓN. “La diversificación ha sido uno de los pilares en los que se ha basado el crecimiento de nuestra empresa”.

Diversificación de la marca

En 1986 GARCIA CARRION vendía más de 70 millones de litros de vino. La empresa familiar había pasado de ser una empresa regional a nacional, se habían hecho cambios en la estructura de la empresa, fundamentalmente dimensionando la red comercial, pero era muy arriesgado seguir en el futuro sólo con un producto bajo la marca DON SIMON. Además, había iniciado el descenso del consumo de vino (hoy es la mitad que hace 30 años). 

Analizando el mercado exterior, y viendo que el consumo de zumo en España era muy bajo (4 litros per cápita, todo apuntaba a que este consumo iba a aumentar en los próximos años. Hoy es de 30 litros per cápita.

Por ello, se eligió el zumo para entrar en un sector de bebidas no alcohólicas. El primer planteamiento estratégico que se nos presentó fue cómo llamar al zumo. Llamarle DON SIMON tenía sus ventajas y sus inconvenientes. Nuevamente, no se hizo caso de las opiniones en contra que nos aconsejaban poner otra marca en zumo y utilizamos la marca DON SIMON. “Efectivamente, en aquel momento la marca DON SIMÓN estaba muy ligada al vino de mesa, pero nosotros estábamos convencidos de que haciendo las cosas bien, y dando calidad, no solamente se le podía llamar DON SIMÓN al zumo, sino a otra serie de bebidas”.

Así, la estrategia de GARCIA CARRION fue hacer una marca paraguas con DON SIMON y apostar por ella. En 1987, además de zumos 100%, se lanzaron néctares, mosto y sangría. Todo bajo la marca DON SIMÓN. “La diversificación ha sido uno de los pilares en los que se ha basado el crecimiento de nuestra empresa”.

Actualidad

Actualmente, DON SIMON es una marca que está en más de la mitad de los hogares en España y es la marca española de bebidas más conocida en nuestro país. Además, está presente en más de 150 países. 

DON SIMON ya no sólo es vino, sino que es marca de zumos, néctares, gazpacho, sangría, tinto de verano, caldos, bebidas vegetales, cremas o veggies y smoothies. En gran parte de estas categorías, de hecho, es la marca más vendida: la sangría DON SIMON es la número uno ocupando más de un 80% del mercado.

La calidad de los productos DON SIMON ha sido la clave para convertirse en lo que hoy es, una calidad que se basa fundamentalmente en el seguimiento y control de la materia prima en el campo. Desde hace muchos años, GARCIA CARRION tiene acuerdos a largo plazo con agricultores, a los que se les garantiza la compra de su producción y con los que se apuesta por la materia prima de nuestra tierra.

Además, en todos los centros de producción hay implantado un Sistema de Gestión de la Calidad que cumple con las exigencias de la Norma Internacional ISO 9001:2000. Todas las instalaciones disponen también de certificado de conformidad con la normativa alimentaria BRC – Global Standard Food y además, la planta de Almería cuenta con la Certificación Europea que autoriza a envasar productos ecológicos.

Actualidad

Actualmente, DON SIMON es una marca que está en más de la mitad de los hogares en España y es la marca española de bebidas más conocida en nuestro país. Además, está presente en más de 150 países. 

DON SIMON ya no sólo es vino, sino que es marca de zumos, néctares, gazpacho, sangría, tinto de verano, caldos, bebidas vegetales, cremas o veggies y smoothies. En gran parte de estas categorías, de hecho, es la marca más vendida: la sangría DON SIMON es la número uno ocupando más de un 80% del mercado.

La calidad de los productos DON SIMON ha sido la clave para convertirse en lo que hoy es, una calidad que se basa fundamentalmente en el seguimiento y control de la materia prima en el campo. Desde hace muchos años, GARCIA CARRION tiene acuerdos a largo plazo con agricultores, a los que se les garantiza la compra de su producción y con los que se apuesta por la materia prima de nuestra tierra.

Además, en todos los centros de producción hay implantado un Sistema de Gestión de la Calidad que cumple con las exigencias de la Norma Internacional ISO 9001:2000. Todas las instalaciones disponen también de certificado de conformidad con la normativa alimentaria BRC – Global Standard Food y además, la planta de Almería cuenta con la Certificación Europea que autoriza a envasar productos ecológicos.