Comida homenaje en la Bodega Museo de Valdepeñas

El viernes día 6 de Septiembre, García Carrión organiza en la Bodega-Museo de Valdepeñas una comida con más de 120 agricultores. En este evento, la familia García Carrión dará un homenaje a Don Gregorio Rodriguez Ruiz, un agricultor que durante 4 décadas ha llevado sus cosechas a la bodega Los Llanos. El Ayuntamiento de Valdepeñas inauguró recientemente la vieja Bodega Los Llanos, situada en pleno casco urbano de la localidad y cuyos orígenes se remontan a 1875. El consistorio ha realizado la rehabilitación del patio, los soportales y la nave de tinajas, a la que se ha querido imprimir su carácter original. Además cuenta con un amplio salón de actos multifuncional y está preparado para albergar un gran restaurante para comidas, celebraciones y eventos culturales. El inmueble que fue cedido a la localidad por los anteriores propietarios de Bodegas Vinartis, y que ahora perteneciente a García-Carrión, también cuenta con una cueva de envejecimiento, totalmente natural y excavada en la piedra a una decena de metros de profundidad. Estas instalaciones  cuentan con galerías de cientos de metros, dado que durante años los propietarios de marcas como Señorío de Los Llanos o Pata Negra fueron agregando el subsuelo de zonas aledañas. El recinto ha acondicionado también la zona más antigua de los chilancos y ha colocado un ascensor para hacer visitable la cueva, entre otras acciones. ORÍGENES DE LA BODEGA La Fundación de Bodega Los Llanos se remonta al año 1875 cuando Miguel Caravantes Maroto, miembro de una de las familias burguesas de Valdepeñas, las creó con la intención de producir vinos de calidad con las características propias de la región. En 1916 la bodega se constituye en sociedad anónima y a partir de ahí comenzará el crecimiento y expansión comercial de sus vinos. La Bodega Los Llanos nos muestra las características espaciales que caracterizan la tipología y funcionamiento de estos espacios creados para el desarrollo de la industria vitivinícola. En la actualidad el porche que da acceso a la bodega se ha acristalado para que pueda ser un área cerrada multifuncional. En la bodega, se conservan sus 42 tinajas, con su empotro de madera en la parte superior, y se ha restaurado e iluminado para embellecerla y recrear el ambiente de la época.